martes, 3 de octubre de 2017

Cerrado por “tacticismo”

Por lo que se desprende de lo acaecido hoy, 3 de octubre, ahora en las huelgas de Cataluña los trabajadores no deciden nada… todo les viene ya decidido por los de arriba. Deciden los del régimen separatista que cobran lo que no está escrito gracias a los de abajo. Deciden esos que se subían escandalosamente el sueldo mientras se lo bajaban a los funcionarios. Deciden esos que ahora piden ayuda a Europa (help us Europe) y hace dos o tres días mantenían la bandera de las doce estrellas doradas a media asta… En conclusión que todas las instalaciones municipales de muchos municipios de este rincón de España permanecerán cerradas a cal y canto por razones de puro interés político de esa casta independentista que es la que menos razones tiene para vivir instalada en la queja de toda la sociedad catalana. Salta a la vista que el totalitarismo en esta región de Europa anduvo al paso durante décadas, empezó a trotar hace dos lustros y en los tres últimos meses galopa desbocado.

sábado, 16 de septiembre de 2017

El no va más

Dirigentes independentistas, que perjuran que Cataluña obtendrá la soberanía el 2 de octubre, piden dinero para causas judiciales que algunos de ellos, ya inhabilitados, tienen pendientes por el 9-N; inhabilitados que suplican a la Justicia que avance su condena para poder presentarse a las próximas municipales; “futuros inhabilitados” en desbandada corriendo a donar sus bienes a familiares… Estos sujetos endiosados, que saben perfectamente lo que pasará tras el 1-O, procuran que sus correligionarios siempre tengan una afrenta a la que responder para que no dispongan de un rato libre en el que pararse a recapacitar. Asimismo los incondicionales separatistas siempre tienen un acto a la vuelta de la esquina al que deben acudir para mostrar la hipertrofia muscular del independentismo a ese mundo imaginario que, según los mandamases, siempre está mirando a Cataluña lleno de admiración. No obstante, a estas alturas, muchísimos seguidores ya empiezan a tener la mosca detrás de la oreja como quedó demostrado en la última manifestación del 11-S de la que no se atreven a enseñar una sola foto cenital decente. De las imágenes disponibles salta a la vista que cada vez menos catalanes van ciegos tras guías espirituales de la “estelada” como estos. Ahora bien, los que siguen embriagados de separatismo todavía son muchos y cualquiera de ellos tratará de rata para arriba al que sea capaz de afirmar obviedades como que el 1-O no será un referéndum ni algo que se le parezca.

viernes, 25 de agosto de 2017

¿Miedo? no... lo siguiente

¡Ay!, vivo alarmado desde que he vuelto a constatar las sibilinas maniobras que esta gente que mueve los hilos desde la cúpula separatista hace para oficializar el voto electrónico en Cataluña. Por si fuera poco ya el esfuerzo que tengo que realizar cada día para mantener viva una mínima sensación que confirme que en este rincón de España queda margen para decidir mi futuro por medio de un voto teniendo que apreciar a diario cómo esta élite doblega ya la voluntad de parte de la población por medios de todo género de ardides “democráticos”, de la propaganda más retorcida y heterogénea que pueda existir en toda la Unión Europea, de una prensa nativa sin perspectiva alguna de supervivencia al margen de la subvención institucional, de una tendenciosa ley electoral aprobada en tiempos casi inmemoriales…. pues ahora esta casta independentista quiere más, como de costumbre. Con la esperanza de vivir en una Cataluña democrática casi perdida aún me queda sufrir a esa cuadrilla de privilegiados independentistas que no contenta con lo que la Ley le permite hacer se mueve uno, dos y hasta tres pasos más allá de ella con aparente impunidad. Y con la finalidad de que veas que no acaba aquí el encadenamiento de atribulaciones que me mantiene en vilo tampoco en este apartado escatimaré precisión en esta desesperada confidencia: tengo que asistir desconcertado a todo tipo de persecuciones, discriminaciones, insultos y amenazas de todo aquel que no acceda a ser cómplice del orden de cosas que acontecen en esta región de Europa, he de constatar cómo desde el independentismo se utiliza cotidianamente toda clase de estancias “públicas” de modo absolutamente partidista, Me quedo atónito viendo las trampas que se llevan a cabo en los mismísimos colegios electorales… En conclusión, pongo por caso que ese gremio de aprovechados del cuento “identitario” se sale con la suya e implanta en nuestra comunidad autónoma otro sistema electoral menos garante aún de la real orientación de los votos emitidos en cada contienda electoral…. pues dada esa circunstancia, palabra de honor, ni tan siquiera en los comicios legales ejerceré mi derecho a decidir.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Perseguidos y reducidos al silencio

Carta abierta a los responsables de Facebook: Recibo innumerables pruebas explicitas de felicitación por las aportaciones (siempre veraces y respetuosas) que hago en infinidad de redes sociales (Facebook y sus grupos incluidos). Hace tan solo unos días vosotros mismos me recordabais cuántas decenas de miles de “me gusta” acumulaban mis publicaciones. En Facebook, en no pocas ocasiones, he recibido amenazas e insultos de aquellos que tratan de acallar, en mi tierra (Cataluña), voces discordantes con el fanatismo independentista. Jamás en esta red ni en otra he respondido a esta gente en un lenguaje semejante al suyo. Sin embargo; justo ahora, cuando es público y notorio que existe un ataque coordinado en Facebook que ha afectado a no pocos usuarios (Victoria Álvarez, Jordi Pedret…) que no participan del delirio separatista, me hallo gravemente limitado en el uso que puedo realizar en esta red social. Por todo lo mencionado anteriormente, me veo en la obligación de hacer la siguiente pregunta: si he utilizado esta red del mismo modo que lo vengo haciendo desde hace muchos años, ¿qué o quién es responsable de esta merma de mi autorización a utilizar Facebook en libertad como lo hacen exaltados independentistas que incluso mientras maman y gruñen les queda tiempo para amenazar e insultar con aparente impunidad? Sin otro particular, un cordial saludo, el infrascrito Eduardo González Palomar

lunes, 10 de julio de 2017

Humor de mil diablos

Para que luego digan que lo contemplo todo desde la vertiente negativa: hay empresas instaladas en Cataluña desde las que sostienen desde hace lustros, de modo continuado y sistemático, que el castellanohablante posee un mayor alcance visual que el cegato catalanohablante. A pesar de tan descomunal afrenta para los supremacistas de la “llengua pàtria”, hoy por hoy, los fanáticos del Govern todavía no han mandado a una cuadrilla de sus temibles inspectores para reprender a los irreflexivos autores. ¡Qué extraño!, ¿no?

viernes, 7 de julio de 2017

Una maldita plataforma llamada lengua

Creo a pies juntillas que la inmersión en “català” para los castellanohablantes, en los colegios de la Cataluña gobernada por exaltados independentistas, va más allá de lo lingüístico. La veo como una especie de antesala en la que preparan a criaturas para conformarse con la condición de ciudadano de segunda con la que vivirán toda su vida. Hay motivos más que suficientes para pensar que muchísimas escuelas de esta comunidad autónoma de España se convirtieron hace décadas en la herramienta imprescindible con la que unos pocos imponen, a cientos de miles de indefensos niños, ideología, lengua y resignación. Así que no es de extrañar que casi todos acaben asimilando los abusos a los que serán sometidos en las instituciones públicas (locales, comarcales y autonómicas) como algo cotidiano e inquebrantable. En consecuencia, como detrás de tanta maniobra y esfuerzo siempre se esconde una finalidad, los artífices (la casta independentista gobernante) de este miserable orden de cosas, que no han mostrado el mínimo escrúpulo al pisotear sistemáticamente los derechos de millones de catalanes, han seguido viviendo endiosados en la cúpula de ese andamiaje de cargos públicos, retribuidos con sueldos indecentes, y lanzando dádivas a los suyos a modo de millonarias subvenciones.

sábado, 17 de junio de 2017

Empieza la función

Su predecesor en el cargo, otro fanático separatista de tomo y lomo, ya descubrió en innumerables ocasiones que mostrarse en público en lugares de Cataluña donde hubiese una concentración significativa de ciudadanos no adoctrinados por el régimen independentista iba seguido de una sonora pitada. Por esa razón Puigdemont probablemente ha evitado, como si de la peste se tratase, salir de su zona de confort. Lejos de TV3, distanciado del salón con la parroquia separatista ocupando hasta la última butaca, más acá del pueblo donde la casta independentista lo controla todo, incluso desde tiempos del anterior régimen, esta gente de la Cataluña “oficial” tiene serios problemas ante esa pluralidad ideológica y lingüística incómoda a los ojos de los guardianes de la “pàtria” que cientos de medios de comunicación, comprados por los distintos gobiernos autonómicos a golpe de subvención o propaganda institucional pagada a precio de oro, ha mantenido en una especie de clandestinidad. Pues bien, la primera vez que Puigdemont sale de su urna de fino cristal llegó ayer y fue en Badalona: el abucheo fue apoteósico y todo sucedió sin necesidad de que algún “paniaguado del régimen” regalase pitos a la entrada.